Foto: Instagram de Alexis Texas

A estas alturas del juego no hay nadie que se haya salvado de una pesada broma, peor de una muy conocida. Si, nos referimos a los gemidos de una mujer que nos envian por WhatsApp.

En los últimos meses esto ha sido una sensación, pues con un título contundente, los usuarios ponen play en un audio o video y automáticamente se escuchan gemidos a un alto volumen, haciéndole pasar un momento incómodo a muchos.

Cientos de personas en el mundo han caído en esta broma, como cuando el discurso de un senador brasileño fue interrumpido debido a  que uno de sus asistentes cayó en el juego, también le pasó a periodistas en Brasil y Chile en plenas transmisiones en vivo.

Son muchos los usuarios de la famosa aplicación de mensajería instantánea que han pasado un bochornoso momento por la divertida broma y más de uno se ha preguntado alguna vez quién es la mujer que está detrás de los gemidos.

Lo cierto es que la mujer que hace los gemidos es nada más que la conocida actriz para adultos Alexis Texas, destacó La Tribuna.

Los gritos fueron extraídos de una de las películas en las que participó en el clip llamado Alexis Texas Boxing POV, y pueden escucharlo aproximadamente al minuto 18 de la cinta.

Si sos travieso y querés hacer una broma inocente a un amigo podés redactar un importante mensaje seguido por el audio para que tras producirlo caiga en el juego.

Llega un mensaje “importante” de audio o video en WhatsApp y el usuario procede a reproducirlo. En algunas ocasiones llega con la advertencia de darle Play con el volumen alto, pero entonces lo que suena son los gemidos escandalosos de una mujer en lo que aparentemente es una producción pornográfica.

Muchos han caído en esta broma. La escena de vergüenza del receptor es la misma en la oficina, casa, iglesia, etc, y en efecto se trata de un audio extraído de una cinta porno.

A estas alturas los gemidos ya son conocidos, pero ¿de quién sería la voz en cuestión?. Se trata de Alexis Texas, una famosa actriz porno de 32 años que debutó en la industria “solo para adultos” en 2006.