La Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo, aseguró que el Gobierno de Nicaragua continúa participando en el Diálogo Nacional, llevando a través de sus representantes todos los planteamientos de los diferentes sectores de la población que claman por la garantía del derecho al trabajo, a la circulación y a la convivencia pacífica.

“Estamos incorporados a las mesas del Diálogo Nacional donde la representación del Gobierno de la República ha llevado los planteamientos que hemos recogido de todos los sectores de nuestro pueblo que claman por el derecho a la libre circulación, al trabajo y el derecho a la convivencia pacífica de todas las familias nicaragüenses. El derecho a trabajar, el derecho a sentirnos seguros nuevamente en nuestro país, el derecho a vivir, sencillamente es el derecho a la esperanza, a la vida, a la alegría de los niños, al estudio, a la salud”, expresó.

“Ese es el derecho que reclaman las familias nicaragüenses y por el que piden a Dios se produzca el milagro de la tranquilidad y la paz”, puntualizó.

Rosario afirmó que en la mesa de Diálogo Nacional el gobierno de Nicaragua está representando el interés de las familias que quieren de regreso en el país la tranquilidad, la seguridad y el derecho a la libre movilidad.

En ese sentido dijo que hay que pedirle a Dios “que el corazón de todos los nicaragüenses se llene de serenidad, de paciencia, de prudencia, de sabiduría, de consejo, de ciencia, (de) todos los dones del Espíritu Santo”.

Además, insistió en que todos debemos aprender a discutir las diferencias con altura, y sentido de los justo y correcto en el momento y sus prioridades, pero “sobre todo con sentido de responsabilidad frente a lo que es la vida de las personas sencillas, de las familias nicaragüenses que queremos vivir en paz, trabajando en paz y con seguridad”.

“Estamos todos con mucha esperanza en ese proceso de Diálogo Nacional donde nuestro gobierno participa con toda la seriedad y responsabilidad del caso, llevando la voz de las miles de familias nicaragüenses que clamamos por la paz, el derecho al trabajo y el derecho a la seguridad como prioridades del pueblo nicaragüense. (Queremos) recuperar nuestros niveles de seguridad y recuperar y afianzar nuestro derecho a ganarnos la vida honestamente en todas partes, campesinos, productores, familias de pequeños negocios, pulperías, comerciantes, mercados, trabajadores de zonas francas. Todos reclamando ahí en esa mesa en la voz de los representantes del pueblo a través del gobierno el derecho a la vida en paz”, manifestó.

“En manos de Dios ponemos nuestra esperanza, depositamos nuestra certeza y humildemente clamamos por el diálogo, por la paz y por la protección de las familias nicaragüenses que queremos vivir en armonía y queremos recuperar ese derecho humano elemental a trabajar y a convivir pacíficamente”, dijo.

La Compañera aseguró que el Gobierno se va a mantener en la disposición de siempre escuchar todos los planteamientos “y de recorrer todas las rutas que representen el orden constitucional en nuestra Nicaragua donde hay Estado de Derecho”.

“Estamos entre estabilidad y caos, lo que hemos vivido en estas semanas anteriores; y todos queremos estabilidad y seguridad para continuar afianzando a la Nicaragua que todos merecemos”, valoró la Vicepresidenta.

Fuente el 19 digital