La tormenta tropical Emily desató una declaración de emergencia luego de formarse rápidamente en la mañana del lunes en la costa oeste de Florida, donde se esperan inundaciones a medida que el sistema atraviese este estado del sureste de Estados Unidos.

Emily, que se formó en el Golfo de México, tocó tierra a media jornada y se dirige a 17 km/hora hacia el océano Atlántico, atravesando la península de Florida por su zona centro-sur, según meteorólogos.

A las 14H00 locales (18H00 GMT), Emily estaba a 50 km al sureste de Tampa y registraba vientos máximos sostenidos de 65 km/hora, de acuerdo a un boletín del Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés), con sede en Miami.

Actualmente no hay órdenes de evacuación, pero el gobernador de Florida, Rick Scott, declaró estado de emergencia para activar los recursos y la respuesta de agencias locales y estatales.

“Los floridanos nos despertamos esta mañana con la noticia de que un sistema tropical se cernía sobre nuestra costa del Golfo”, dijo Scott en un comunicado, alertando de probabilidades de inundaciones, tornados y peligrosas ráfagas en la costa oeste.

La Guardia Costera estadounidense informó que había rescatado en la mañana a dos pescadores cuyo bote naufragó por el oleaje. Los hallaron a salvo, aferrándose a un faro de la bahía de Tampa.

De acuerdo a la trayectoria proyectada, la tormenta atravesará Florida durante la noche del lunes y estará en aguas atlánticas en la mañana del martes como una depresión tropical, para eventualmente disiparse en el océano sin afectar otras costas.

Actualmente hay advertencias de tormenta tropical en efecto para la costa oeste de Florida, desde Englewood hasta Bonita Beach, en los alrededores de Fort Myers.

Los vientos de Emily se extienden 95 km desde su centro.

La tormenta producirá acumulaciones de lluvia de 5 a 10 cm entre Tampa y Naples y existe la posibilidad de que se formen tornados en la zona centro y sureste de la península de Florida.

Emily es la quinta tormenta con nombre que se forma en el Atlántico esta temporada de huracanes, que comenzó el 1 de junio y terminará el 30 de noviembre. En cambio, el Pacífico Norte ya registró nueve tormentas con nombre, cinco de las cuales fueron huracanes.