Un estudio elaborado por el Instituto Milken de Salud Pública de la Universidad George Washington de EE.UU. reveló datos escalofríantes sobre las consecuencias del huracán María que azotó Puerto Rico el año pasado. Según este informe fueron 2.975 las víctimas totales del fenómeno natural, prácticamente el doble de lo que había señalado en su momento el Registro Demográfico de la isla que puso la cifra en 1.427.

De acuerdo a la investigación “el estimado oficial del gobierno” a causa del huracán “es bajo, principalmente porque las formas utilizadas para la atribución causal solo permitieron la clasificación de muertes atribuibles directamente a la tormenta”. Entre estas están las causadas “por el colapso estructural, escombros voladores, inundaciones y ahogamientos”.

Pero la universidad norteamericana realizó un estudio “más amplio”, que por ejemplo “encontró que muchos médicos no estaban orientados en la certificación del protocolo adecuado”.

La investigación había sido encargada por el gobernador boricua, Ricardo Roselló, en febrero de este año.